La Libertad no se negocia

“Si tu vecino decide ser tu enemigo, puedes ignorarlo; si quema tus cosechas, puedes ignorarlo y plantar otras; si mata tu ganado, puedes ignorarlo y pasar hambre; si quema tu poblado, puedes ignorarlo y pasar frio; si te expulsa de tus tierras, puedes ignorarlo y buscar asilo; si destruye tu estirpe y secuestra a tus mujeres, ¿Puedes ignorarlo?
Si decides combatirlo, sufrirás, se derramará la sangre de tus hermanos y si pierdes, lo harás con la seguridad de haber hecho lo posible por ganar. Si lo ignoras, sufrirás, se derramará la sangre de tus hermanos y perderás.”

frase-la-libertad-sancho-es-uno-de-los-mas-preciosos-dones-que-a-los-hombres-dieron-los-cielos-con-miguel-de-cervantes-106829Trasladen este texto a cualquiera de los grandes momentos históricos en los que nuestra sociedad estuvo amenazada, desde la Grecia Clásica, la Roma Imperial, la América del IXX o el convulso siglo XX. Por toda nuestra historia se repiten circunstancias en las que unos decidieron ser enemigos de otros y estos últimos se vieron en la necesidad de combatirlos, ¡Nunca lo ignoraron!

Cuando Hitler, Musolini y el fascismo amenazaron a Europa y al mundo, los aliados podían haberlo ignorado, al principio muchos lo hicieron, pero grandes hombres, grandes políticos, tomaron la determinación de combatirlos y gracias a ellos y a la sangre derramada de millones de personas hoy disfrutamos de una sociedad libre, plural, solidaria y justa. Muchos podrán poner objeciones a estas cuatro últimas palabras, y les digo, que aún con sus imperfecciones, la sociedad moderna en la que vivimos en occidente es con diferencia el mejor sistema de todos los que han gobernado los hombres.

Pero hoy, en los comienzos de este nuevo siglo, volvemos a estar amenazados, volvemos a tener un “vecino” que ha decidido ser nuestro enemigo, sin embargo, la determinación de nuestros dirigentes ha cambiado, se ha perdido en la neblina de la historia hasta el punto de haber olvidado el gran sacrificio que otros hicieron por nosotros. Han olvidado nuestras raíces, han olvidado la esencia de lo que nos hizo disfrutar de esta explosión de libertades.
Estos gobernantes a los que hemos elegido con nuestro voto, no debemos olvidarlo, han decidido ignorarlo, han decidido mirar para otro lado, más preocupados de su rédito de votantes y eclipsados por el nuevo dios de la opinión pública, rigen sus actos en base a lo políticamente correcto hasta el punto de ignorar también sus propias creencias, en aras de mantener su poder, su estatus y sus prebendas. Sumidos en su visión cortoplacista son incapaces de mirar hacia el futuro porque han olvidado nuestro pasado.

En una ocasión hace ya varios años, durante la primera huelga que me tocó vivir, pregunté a unimageso de mis compañeros más veteranos el por qué de esa huelga si lo que se negociaba era un mísero 1% arriba o abajo. Le razoné que ese 1% lo perderíamos en el primer día de huelga y si esta se alargaba tardaríamos en recuperar la subida salarial varios años. El me contesto que no se trataba de dinero ¿entonces?… Se trataba de mantener lo que muchos trabajadores, muchas personas antes que nosotros habían conseguido, pero también se trataba, que es lo más importante, de consolidar un beneficio para los que vinieran después. No todo se reduce a la lógica de los números, no se puede entender el todo sin una parte, y la libertad es parte muy importante de nuestro todo.
Por eso desde estas líneas me gustaría despertar la conciencia de todos los ciudadanos libres del mundo, o al menos de quienes las lean. Y es que señores, LA LIBERTAD NO SE NEGOCIA.
Una sociedad tolerante y abierta no puede tolerar la intolerancia, una sociedad libre y democrática no puede aceptar la dictadura, una sociedad pacífica y compasiva no puede permitir la violencia, una sociedad solidaria y humanitaria no puede consentir la crueldad, una sociedad justa no puede transigir con la injusticia.

Opinión
Manzin

Sobre Manzin

Autodidacta aficionado a Internet, el manga y los vídeo blogs. Profesional de las tecnologías que hacen posible la transmisión de datos por la red. Un enamorado de los productos Apple e incondicional de Linux. "Hay quien se afana por desaparecer de Internet y borra todos sus perfiles en la red. Yo, al contrario, me afano por existir sólo en Internet."