La Libertad no se negocia

“Si tu vecino decide ser tu enemigo, puedes ignorarlo; si quema tus cosechas, puedes ignorarlo y plantar otras; si mata tu ganado, puedes ignorarlo y pasar hambre; si quema tu poblado, puedes ignorarlo y pasar frio; si te expulsa de tus tierras, puedes ignorarlo y buscar asilo; si destruye tu … Sigue leyendo