De como ayudan los bancos a los emprendedores…

Hola a todos, hace mucho que no publico en el blog y en esta ocasión os traslado la carta de un emprendedor a su entidad, para “agradecerles” su buen servicio.

Att: Servicio de Atención al Cliente
Banco de Santander.

Estimados señores,
Me presentaré. Mi nombre es Fulanito de Tal y soy el administrador y propietario de la comercial Chipirones congelados de Albacete, S.L.
En el día de hoy y con fecha 21-08-2014 se me comunica que mantengo una deuda con ustedes de 4.40€ resultante del impago de la tarjeta de crédito xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx. Deuda que mañana mismo, a más tardar el lunes, quedará satisfecha en la oficina xxxx.
Seguramente mis datos y los de mi empresa son de sobra conocidos tanto por la entidad como por la sucursal de la que era cliente, no obstante les recuerdo que pueden contactar conmigo en mi teléfono personal 6xxxxxxxx.
También se me comunica que la citada tarjeta ha sido cancelada con arreglo a las condiciones particulares de utilización. Pues siento decirles que en esto último discrepo, pues fui yo mismo quién canceló todos los productos y servicios que mantenía con el Banco de Santander (tanto personales como empresariales) a fecha de 23 de mayo de este mismo año. Estoy seguro que por alguna razón no tienen conocimiento de la cancelación, como también estoy seguro que se debe al mismo motivo que precipitó la citada cancelación de todos mis productos bancarios.
Les pongo en antecedentes, pues expresado así es muy posible que les cause perplejidad y que lógicamente no entiendan el fondo del asunto. Me explico:
1. El pasado mes de febrero, unilateralmente y sin que mediase aviso previo, se cambió la forma de pago de la tarjeta de crédito en cuestión a pago del 50% de lo dispuesto, desde el 5% que debía figurar. Aún a día de hoy nadie ha sabido darme explicaciones de los motivos del cambio, de si se trata de un error del sistema, de un castigo por retraso de cuotas, o que se yo.
2. Como es lógico acudí a mi entidad a solucionar el asunto y o no pudieron o no supieron, pero se me aseguró que la tarjeta estaba en proceso de cancelación porque en los meses anteriores y debido a unos problemas de liquidez, de los que luego comentaré, la cuota en lugar de pagarse el día 1 o 2 se había pagado el 5 o el 6 del mes. Apuntar que también intente modificar la fecha de pago para que se ajustase a la fecha de entrada de fondos en la cuenta y así evitar los retrasos, pero como no, fue imposible. Por cierto, que de proceso de cancelación nada de nada, hasta hoy.
3. Los problemas de liquidez, en su mayoría, que sufrimos durante todo el primer y segundo trimestre, se debían a un desajuste propio y al cobro de unos pagarés que habíamos calculado con la línea de descuento de 5000€ que teníamos habilitada y que igualmente, sin mediar comunicación ni razón alguna se nos fue retirada. Eso es lo que llamo yo apoyar a las empresas como reza su publicidad. Y no se equivoquen, no se lo reprocho, cada uno lleva su negocio como le da la gana, ustedes el suyo y yo el mío, por eso decidí en silencio y sin más explicaciones contratar todos mis productos financieros y los del resto de socios de la empresa con otra entidad. No sé si mejor o peor, el tiempo lo dirá.
4. Para finalizar, no sé hasta qué punto son ustedes conscientes de su propio desbarajuste, al acudir a cancelar todos mis productos, me encuentro que o no se podían cancelar o el sistema no dejaba o que se yo, pero me costó cerca de un mes conseguir la cancelación de la cuenta cuyo documento adjunto. Durante todo ese tiempo, la tarjeta de crédito en cuestión obra en poder de la oficina de referencia (sucursal xxxx), en concreto desde primeros de mayo. Por lo tanto y muy a mi pesar no puedo satisfacer la segunda petición de su misiva, la de devolverla en cualquiera de sus oficinas.
No es por ponerme excesivamente sarcástico, pero supongo que ya les constará en sus archivos que la tarjeta ha sido devuelta y que se trata de un mensaje forma que adjuntan en todos los impagados.
Como ya les he dicho antes cada uno lleva su negocio como bien le parece y por eso no tengo ningún reproche ni calificativo hacia su entidad, pero permítanme que no recomiende sus servicios a mis amistades, a menos que quiera quedar rematadamente mal con ellos. Esta forma de hacer las cosas de ustedes, tan suyas, pues no van con mi forma de trabajar y para evitar futuros problemas esta vez dejaré constancia con esta misiva, contraviniendo mi propia decisión de abandonarles en silencio y con la flema propia de los caballeros ingleses.
Lo de incluirme en el ASNEF por 4.40€ no ha lugar, pues saldaré la deuda y como he dicho dejaré constancia de ello, ¿pero no les parece algo excesivo? Si, ya sé que se trata del mismo mensaje tipo que adjuntan a todos los impagos. ¿No sería más eficiente una llamada de teléfono? Después de cinco años sería lo propio. Para ofrecerme cacerolas y otras tonterías bien que lo hacen. En fin como he dicho cada uno sabe cómo optimiza sus recursos, por eso yo ahora optimizo los míos en otra entidad.
Por cierto, ya solucioné mis problemas de liquidez, como otras tantas empresas y he aprendido a financiar los proyectos sin ayuda bancaria, de ningún banco no solo del suyo, algo que si les agradezco completamente a ustedes pues es lo que me han enseñado en estos cinco años, a no fiarme, a ajustar costes, a reducir empleados, a no asumir riesgos, en definitiva a prescindir de los bancos, en la medida que la sociedad moderna lo permite claro.

Sin acritud, atentamente:

Bueno amigos, esto es todo. Espero vuestros comentarios.

Opinión
Manzin

Sobre Manzin

Autodidacta aficionado a Internet, el manga y los vídeo blogs. Profesional de las tecnologías que hacen posible la transmisión de datos por la red. Un enamorado de los productos Apple e incondicional de Linux. "Hay quien se afana por desaparecer de Internet y borra todos sus perfiles en la red. Yo, al contrario, me afano por existir sólo en Internet."