DE MADRID AL CIELO, reflexiones de un objetivo terrorista.

No es fácil de explicar y mucho menos de comprender lo acontecido en Madrid y España en estos últimos días. Hoy, tras la victoria electoral del PSOE me pregunto que hubiera sucedido si las elecciones hubieran sido el miércoles pasado. Está claro que de una manera u otra los terroristas han obtenido unas rentas inesperadas y seguro que altamente satisfactorias para ellos. Dicho así provoca poco menos que estupor y no es para menos pues el poder que han demostrado tener frente a la opinión pública (no sólo en esta ocasión) y como han influido en los resultados de unos comicios generales, abre muchos interrogantes, peligrosos interrogantes. ¿Esto significa ceder al terror?, ¡espero que NO! 1-14

El objetivo de un atentado es matar y desestabilizar; lo primero una vez confirmada la primera víctima es inevitable y lo segundo depende del comportamiento de nuestros gobernantes y de las decisiones que puedan tomar dejándose influenciar o no por la tragedia y sus consecuencias. En momentos así es muy importante demostrar que las fuerzas políticas están unidas, en definitiva se trata de generar confianza. Eso no ha sido así, quizá por faltar tres días para unas elecciones generales, no solo hemos demostrado a los terroristas y al mundo lo débil que puede ser nuestra democracia  y como se puede influir en ella, también les hemos dado la pista de cómo actuar y no actuar en estos casos, a nuestro pesar claro, con una utilización partidista y electoralista del atentado y de las víctimas que su memoria no se merecía. En política, como en casi todo, pesan más los gestos y los de este final de campaña, (aunque estaba suspendida), dan asco, vergüenza ajena. Al fin y al cabo todos navegamos en el mismo barco, un barco que después de 25 años de democracia nadie sabe hacia donde va, creo que hemos remado en vano y sin dirección.

Esos 201 madrileños no merecían su destino, sus familiares no merecían ese destino y los más de 1600 heridos tampoco, su vida nunca volverá a ser igual, nada volverá a ser igual; ¿nos tendremos que quitar los zapatos antes de entrar en el metro? Nada devolverá jamás los padres a sus hijos, los hijos a sus padres y el sosiego a las familias; ¿alguien ha hablado de cuales van a ser las acciones encaminadas a descubrir a los verdaderos culpables?, no cabe duda que una investigación veraz y eficiente que termine con los terroristas entre rejas, hará algo más soportable la situación. Es lamentable que un día después de estas elecciones solamente se hable de unos resultados y de sus condicionantes, ¿y las víctimas que?, sus vecinos no les olvidan, miles de velas, mensajes, pequeños altares y símbolos de todo tipo colocadas en Atocha, Téllez, El Pozo y Santa Eugenia lo atestiguan. Mi ruta diaria, desde el sur de nuestra ciudad, pasa inevitablemente por Atocha y por el túnel que cruza las vías de la calle Téllez, no puedo contener las lágrimas; también pasaba a diario por delante de la estación del pozo, (trabajo en Vallekas), aunque desde el día 11 evito ese punto. El  viernes coloqué un lazo negro en mi coche y pienso depositarlo junto con una vela y una dedicatoria en alguno de los lugares de la tragedia, es lo mínimo.

A todos aquellos que durante décadas han dirigido sus criticas, luchas y protestas al “gobierno de Madrid“, les digo que Madrid somos los madrileños, personas de multitud de ideologías, pensamientos y procedencias; esa es la grandeza de Madrid, como sus ciudadanos han sabido conciliar toda esa mezcolanza de culturas en una prospera convivencia. El madrileño es un ciudadano tolerante y paciente, capaz de soportar desde los rebaños por Serrano o las piaras por la M-30 hasta los más crueles atentados, y son muchos, ¿hasta cuando?, ¿cuánto más sufrimiento nos reserva el destino?, creo que en el vaso no cabe una gota más.

Reprocho la actitud de todos aquellos que durante décadas han dirigido sus odios hacia esta ciudad y sus gobiernos y ahora dicen ser “todos madrileños”. Los madrileños somos los que ponemos los muertos y dudo mucho que alguno de ellos desde la seguridad de su distancia pueda sentir el miedo que yo siento al ser objetivo permanente de la crispación del independentismo radical y ahora encima, por si fuera poco, de las consecuencias de una guerra que, como todas las demás, no era la nuestra; tan solo puedo dar las gracias por no ser una más de las “víctimas de Madrid”… Gracias, va por vosotros…

, , , Opinión

Sobre Manzin

Autodidacta aficionado a Internet, el manga y los vídeo blogs. Profesional de las tecnologías que hacen posible la transmisión de datos por la red. Un enamorado de los productos Apple e incondicional de Linux. "Hay quien se afana por desaparecer de Internet y borra todos sus perfiles en la red. Yo, al contrario, me afano por existir sólo en Internet."